Mar de Fondo:



Ante la desgracia ajena, la solidaridad, la compasión y la empatía atañen a la conciencia de cada cual. De igual modo son sentimientos muy personales la alegría ante esa desdicha, el odio y el ansia de venganza. Uno puede justificar los buenos impulsos a la luz de un abstracto espíritu humanista o una concreta relación familiar o amistosa con el prójimo infortunado. Y uno puede blanquear el pasotismo y hasta la cruel copa de champán jubilosa excitado por una pésima experiencia o un hastío infinito hacia ese mismo prójimo. Dicho en plata: entre nosotros hay quien está llorando, quien está riendo y quien se está limitando a seguir su vida mientras detienen a ciertos vecinos, y cada sujeto acumula razones individuales para abonar su postura.

La ley, sin embargo, no tiene permiso para guiarse ni por la rabia ni por el amor, ni por el puño ni por el corazón. Ni siquiera tiene derecho a guiarse por el cerebro e imponer castigos al calor de una estrategia electoral. A menudo se dice que de ningún modo puede atender al grito de la llamada opinión pública, tan peligrosa y maleable. Pero pocas veces se recuerda que tampoco puede aprovecharse del mutismo colectivo, del cansancio sin límites de una ciudadanía más aburrida que iracunda. Y en el caso de los últimos encarcelados nadie se ha tomado la molestia de aclararnos al detalle ningún porqué.

A pesar de que muy pocas personas pidan ya una explicación, aunque muchos incluso ni la necesiten para aplaudir cualquier acción de los jueces o la Policía, algunos pensamos que la Justicia o es transparente o no es. Admitiendo que esta sociedad padece un cáncer, yo no quiero que el Estado se valga de la anestesia general para meter el bisturí donde le plazca y abrir heridas a su antojo. Aunque el paciente, de puro hartazgo, ya ni se queje. Lo malo no es que creamos, intuyamos, comentemos o sospechemos que Iñaki es culpable y Patxi es inocente. Lo terrible es que ya ni lo sabemos.

Xabi LARRAÑAGA

DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA, 2008/02/16






2 veces editada esta página.
La última revisión ha sido realizada en Feb 16, 2008 9:28 am GMT por - txetxu_garaio txetxu_garaio.